ahorrar en movil

Pequeños ahorros en tu telefono móvil

Renunciar al teléfono móvil es complicado porque se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestra vida laboral y familiar. Sin embargo, sí que podemos reducir al máximo lo que pagamos por este servicio. Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, el gasto medio mensual de los españoles supera los 36 euros, que continúa siendo mucho comparado con lo que gastan otros europeos.

De nuevo, sentarnos para analizar nuestra factura y nuestros patrones de consumo puede ser bastante útil. Detecta los números que generan mayor gasto y estudia las franjas horarias donde realizamos el mayor número de llamadas y el destino donde se realizan. Con estos datos, podemos escoger un contrato más adecuando a nuestras necesidades.

En caso de estar perdiendo dinero, será conveniente cambiar de tarifa o tipo de contrato en función del consumo. Por ejemplo, escogiendo tarifas con un número elevado de minutos en horario de oficina para los que trabajan con el móvil o tarifas con minutos gratis los fines de semana para los que hacen un gran uso del móvil durante las horas de ocio. Y es que cada vez existen más ofertas de tarifas planas para llamadas de voz, mensajes de texto y bonos de internet. La otra opción, es cambiar de proveedor de telefonía móvil. Elegir la compañía más barata y con mejor cobertura nos puede llevar a ahorrar hasta un 30% de nuestra factura.

Además, nos será útil tomar otra serie de medidas, como controlar las llamadas de corta duración y de larga distancia, así como quitar la opción de llamadas en espera y el identificador de llamadas. El establecimiento de llamadas y la facturación del primer minuto de forma íntegra suponen el tramo de mayor tarificación en una llamada telefónica. No pagues por nada que no vayas a usar. Valora si necesitas un teléfono de contrato o es suficiente con una tarjeta de prepago. Si puedes, las tarjetas de prepago para el móvil pueden ser la mejor opción para evitar sustos a final de mes, controlar todo lo que gastas y no estar obligado por contratos de permanencia ni por gasto mínimo mensual.

Utiliza el móvil solo para lo imprescindible. Aprovecha las nuevas vías de comunicación, como redes sociales o  aplicaciones para comunicarte. Skype, Whatsapp, Friendcaller, Viver o Jajah te ayudarán a comunicarte de forma gratuita (casi siempre) y ahorrar en llamadas y mensajes. Deja el teléfono móvil para cosas relacionadas con el trabajo, y no olvides que muchas veces un email puede sustituir a una llamada.

Es muy recomendable usar la VoiP si tienes un smartphone con conexión wifi, especialmente a la hora de realizar llamadas a números de teléfono fijos y a números en el extranjero. No obstante, en el caso de las llamadas a otros teléfonos móviles, debido a las tasas de interconexión de estos operadores, a veces no resulta un ahorro para los usuarios. Empresas de VoIP como Jajah, Gizmo, Skype o Fring disponen de un servicio para teléfonos móviles.